¿Cómo afecta el Silencio Administrativo a las partes interesadas?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
silencio administrativo

¿Qué entendemos por silencio administrativo?

 

El silencio administrativo podría definirse como la estimación o desestimación tácita que la ley liga al silencio de la Administración respecto de la petición de un ciudadano, una vez transcurrido el plazo legalmente establecido, y viene regulado en la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, en concreto en los artículos 24 y 25.

 

¿Cuál es el sentido que adopta esta figura habitualmente?

 

Por regla general, el silencio administrativo es positivo, siendo limitados los casos en los que el silencio es negativo.

De tal forma, veamos en qué casos tiene lugar el silencio administrativo positivo y negativo según se trate de procedimientos iniciados mediante solicitud del interesado o iniciados de oficio.


Procedimientos iniciados a solicitud del interesado

 

Silencio positivo

En el caso de vencimiento del plazo máximo sin haberse notificado resolución expresa, legitima al interesado para entenderla como estimada por silencio administrativo positivo, excepto en aquellos casos en los que una norma con rango de Ley o una norma de Derecho de la Unión Europeao internacional aplicable en España estime lo contrario.

Silencio negativo

En cambio, tendrá efecto desestimatorio, es decir, silencio negativo, transcurrido el plazo en los siguientes procedimientos:

  1. En los relativos al ejercicio al derecho de petición.
  2. En aquellos cuya estimación tuviera como consecuencia que se transfieran derechos al solicitante o a terceras facultades relativas al dominio público o a algún servicio público.
  3. En aquellos que impliquen actividades que puedan dañar el medio ambiente.
  4. En los de responsabilidad patrimonial de las Administraciones Públicas.
  5. En los de impugnación de actos y disposiciones.
  6. En los de revisión de oficio iniciados a solicitud de los interesados.

 

¿Qué ocurre cuando se interpone recurso de alzada contra la desestimación por silencio administrativo de una solicitud por el transcurso del plazo?

 

En este supuesto, se entenderá estimado si, llegado el plazo de resolución, el órgano administrativo competente no dictase y notificase resolución expresa, siempre y cuando no se refiera a las materias enumeradas en los primeros cuatro apartados descritos con antelación.

La estimación del silencio administrativo tiene todos los efectos de acto administrativo finalizador del procedimiento y se podrá hacer valer ante la Administración como ante cualquier persona física o jurídica.

 

Procedimientos iniciados de oficio

 

El vencimiento del plazo máximo establecido sin que se haya dictado y notificado resolución expresa, exime a la Administración del cumplimiento de la obligación legal de resolver, produciendo los consiguientes efectos:

a) En el caso de aquellos procedimientos en los que debiera reconocerse o constituirse algún derecho u otra situación favorable para los interesados, estos podrán considerarla como desestimada por silencio administrativo.

b) En los procedimientos administrativos sancionadores, o en aquellos que tengan efectos desfavorables para los interesados, se producirá directamente la caducidad.

 

¿Qué sucede si se produce la dilación del procedimiento por causas imputables al interesado?

 

En este caso, se interrumpirá el plazo para resolver y notificar la resolución toda vez que la dilación del procedimiento se genera por causas imputables al interesado.

 

Sigue leyendo Administrativando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede suscribirse a Administrativando dejando su e-mail a continuación y recibirá semanalmente los últimos artículos en su bandeja de entrada.

favicon2