Sectores regulados

Concepto de Sectores Regulados

Los Sectores regulados en España conforman una importante disciplina dentro del Derecho Administrativo especial, consistiendo la función reguladora en una actividad de supervisión, seguimiento y control sobre determinados sectores económicos que se consideran estratégicos o, al menos, de gran importancia para la sociedad y que por ello se requiere asegurar la garantía de unos niveles o estándares mínimos de accesibilidad, calidad y precio en beneficio de los ciudadanos.

De tal manera, los propósitos que se persiguen con la regulación de estos sectores son:

  • Lograr el buen funcionamiento del mercado, garantizando la libertad de empresa y la libre competencia en el marco de la economía social de mercado.
  • La defensa de los derechos e intereses de los consumidores y usuarios.
  • La defensa y protección del medio ambiente.

Órganos reguladores

De tal forma, dicha finalidad, se encomienda por parte del Estado a órganos independientes, que se denominan “organismos reguladores” investidos de potestades y facultades extraordinarias, aunque también podría conferirse la función supervisora a órganos administrativos integrados en la estructura jerárquica de la propia Administración. Así pues, como organismo supervisor, conviene destacar a la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia conformada en 2013 a partir de la integración de seis organismos reguladores:

  • Comisión Nacional de la Competencia.
  • Comisión Nacional de Energía.
  • Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.
  • Comisión Nacional del Sector Postal.
  • Consejo Estatal de Medios Audiovisuales.
  • Comité de Regulación Ferroviaria y Aeroportuaria.

Asimismo, nos encontramos con el Banco de España que supervisa la Banca junto con el Banco Central Europeo en el marco del Mecanismo Único de Supervisión, el Mercado de Valores supervisado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, y los Seguros, supervisado por la Dirección General de Seguros.

Clases de sectores regulados

  • Sector energético: Este sector encuadra el eléctrico, el sector del gas natural, el sector del petróleo y el sector de la energía (principalmente en lo referente a las renovables).
  • Sector de las comunicaciones: Este sector incluye el de las telecomunicaciones, el sector audiovisual y el sector postal.
  • Sector de los transportes: Este sector abarca el del transporte aéreo, el sector ferroviario, el sector de transporte marítimo y el sector del transporte por carretera.
  • Sector financiero: Este sector delimita el sector bancario, el mercado de valores y el sector asegurador.
  • Otros sectores regulados: El sector de la asistencia sanitaria, el sector del juego, el sector agroalimentario, el sector del agua, el sector de la gestión de residuos y el sector del comercio minorista y el consumo.

Funciones del abogado especialista en sectores regulados

Dentro de esta especialidad, los abogados especialistas en Derecho Administrativo y en sectores regulados, brindan asesoramiento en diversos tipos de cuestiones, tales como:

  • Defensa en procedimientos administrativos ante diversas autoridades regulatorias.
  • Licitaciones para concursos públicos.
  • Dictámenes y actualidad legislativa en esta clase de sectores.
  • Redacción de convenios y contratos con las Administraciones Públicas.
  • Defensa de procedimientos administrativos sancionadores en la materia.
  • Autorizaciones y concesiones administrativas.

En todos y cada uno de los procedimientos administrativos relacionados con dichos sectores regulados, es posible llevar a cabo un asesoramiento jurídico integral tanto en fase consultiva, como desplegando la oportuna defensa ya sea en vía administrativa ya sea en fase judicial -contencioso–administrativa-.

Puede suscribirse a Administrativando dejando su e-mail a continuación y recibirá semanalmente los últimos artículos en su bandeja de entrada.

Suscríbase a nuestro canal de YouTube

Vídeos sobre infinidad de temáticas relacionadas con el derecho administrativo y contencioso-administrativo.