¿Qué hemos de saber sobre la capacidad, legitimación y la obligatoriedad de abogado y procurador en el contencioso administrativo?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

I. Una primera aproximación

Habiendo analizado en otra entrada de este blog, el examen competencial y jurisdiccional en el contencioso administrativo, debemos adentrarnos en las partes del proceso contencioso administrativo. Para ello, deberemos analizar las tres condiciones que se deben dar en las partes: (i) la capacidad procesal; (ii) la legitimación; y (iii) la postulación, o lo que es lo mismo, ¿cuándo es necesaria la utilización de abogado y procurador en el contencioso administrativo?.

II. ¿Quién tiene capacidad para interponer un recurso contencioso administrativo?

La capacidad procesal o legitimatio ad processum es, según el Diccionario panhispánico del español jurídico, «la capacidad para ser parte en el proceso», es decir, la aptitud para comparecer válidamente en juicio, y es equivalente a la capacidad de obrar.

En el orden jurisdiccional de lo contencioso administrativo, esta capacidad la poseen, de acuerdo con el artículo 18 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa (en adelante, “LJCA”), quienes la poseen de acuerdo con la Ley de Enjuiciamiento Civil, los menores de edad y las entidades aptas para ser titulares de derechos y obligaciones en determinados supuestos específicos.

En relación con el primero de los supuestos, la Ley de Enjuiciamiento Civil en su artículo 6 y siguientes, establece que poseen capacidad procesal suficiente para ser parte en el proceso:

«1º Las personas físicas;

2º El concebido no nacido, para todos los efectos que le sean favorables;

3º Las personas jurídicas;

4º Las masas patrimoniales o los patrimonios separados que carezcan transitoriamente de titular o cuyo titular haya sido privado de sus facultades de disposición y administración;

5º Las entidades sin personalidad jurídica a las que la ley reconozca capacidad para ser parte;

6º El Ministerio Fiscal, respecto de los procesos en que, conforme a la ley, haya de intervenir como parte;

7º Los grupos de consumidores o usuarios afectados por un hecho dañoso;

8º Las entidades habilitadas conforme a la normativa comunitaria europea para el ejercicio de la acción de cesación en defensa de los intereses colectivos y de los intereses difusos de los consumidores y usuarios».

Una vez analizado a quienes se les reconoce plenamente esta aptitud procesal, debemos mencionar los dos supuestos específicos que contempla la LJCA.  En relación con la capacidad procesal que se le reconoce a los menores en la LJCA, como hemos indicado, se encuentra limitada únicamente o ligada concretamente a la defensa de sus intereses en los que la ley no exige la asistencia de la persona que ejerza su patria potestad, tutela o curatela.

En el segundo supuesto, se reconoce capacidad para comparecer en juicio a los grupos de afectados, a las uniones sin personalidad jurídica, a los patrimonios independientes y a todas aquellas entidades que son aptas para ser titulares de derechos y obligaciones, cuando la ley así lo permita.

Es por ello, que por último, de manera enunciativa, debemos señalar quienes no tienen capacidad para ser parte en el proceso o al menos no por sí mismas. Nos encontramos con las comunidades de bienes, las sociedades irregulares, las sociedades en formación, los menores no emancipados salvo en los casos en los que la ley expresamente lo permita y los incapaces.

III. Legitimación o el interés legítimo de las partes

A diferencia de lo que sucede con la capacidad procesal, la legitimación o “legitimatio ad causam”, la define el Diccionario jurídico de la RAE como la capacidad procesal para poder actuar como parte activa o pasiva en un proceso, determinada por la relación en que se encuentra la persona con el objeto litigioso.

Atendiendo a la definición anterior, la legitimación exige una conexión material entre la persona y la pretensión jurídica del proceso, por la cual esa persona debe actuar bien como demandante o demandada en el litigio. Y dependiendo la posición del sujeto en cuestión con respecto a la situación jurídica en litigio, tendremos una legitimación activa o una legitimación pasiva.

Entendemos, por tanto, que una persona ostenta legitimación activa en un litigio cuando tenga la aptitud de ocupar la posición de demandante en un proceso contencioso-administrativo en función del interés legítimo frente a la parte demandada. Los sujetos a los que se les tiene reconocida la legitimación activa vienen recogidas en el art. 19 de la LJCA, sin embargo, consideramos relevante hacer hincapié en la distinción que realiza el precepto cuando otorga la legitimación a las personas tanto jurídicas como físicas, basado en la ostentación de un derecho o de un interés legítimo.

Esta distinción se encuentra asociada a los dos tipos de pretensiones más comunes que suelen interponerse ante este tipo de jurisdicción; la primera, dirigida a obtener la declaración de un acto como no conforme a Derecho y, en su caso, pretender la anulación del mismo. Y una segunda pretensión encaminada al reconocimiento de una situación jurídica individualizada, con las medidas necesarias para el restablecimiento de la misma (artículo 31 de la LJCA).

En cuanto al concepto de “interés legítimo que emplea el precepto, debemos destacar que fue introducido por la LJCA por primera vez, puesto que la anterior ley de 1956 exigía la existencia de “interés directo” para poder pretender la anulación del acto recurrido, por lo que no se permitía el acceso a la impugnación de aquellos actos, que, aun siendo ilegales, no incidieran directamente sobre un derecho o interés del administrado. Sin embargo, la doctrina constitucional fundada sobre el artículo 24 de la Constitucional Española (Sentencias del Tribunal Constitucional núm. 24/1987 y núm. 93/1990 , introduce el concepto de “interés legítimo” que permite abarcar a toda persona sobre la que la resolución impugnada repercuta de manera clara y suficiente en la esfera jurídica de quien acude al proceso (Sentencia del Tribunal Supremo núm. 408/2020 de 14 de mayo.

Así ha definido el Tribunal Supremo la legitimación o el interés legítimo en el contencioso administrativo, como presupuesto inexcusable que: «implica la existencia de una relación material unívoca entre el sujeto y el objeto de la pretensión deducida en el recurso contencioso- administrativo, en referencia a un interés en sentido propio, identificado y específico, de tal forma que la anulación del acto o la disposición impugnados produzca automáticamente un efecto positivo (beneficio) o negativo (perjuicio), actual o futuro, pero cierto»( Sentencia del Tribunal Supremo núm. 408/2020).

IV. ¿Cuándo se exige abogado y procurador en contencioso administrativo?

Para una mayor protección y defensa de los derechos de las partes del proceso, la LJCA, en sus artículos 23 y 24, reserva la representación de las partes a los Abogados y a los Procuradores.

En relación con la figura del Procurador, la representación deberá conferirse siempre que se actúe frente a órganos colegiados (salas de los Tribunales Superiores de Justicia, Audiencia Nacional y Tribunal Supremo), mientras que cuando estos actúan frente a órganos unipersonales (Juzgados de lo contencioso administrativo), la representación podrá conferirse al Abogado.

Inciso a parte requieren las Administraciones Públicas (Administración General del Estado, las Administraciones de las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales), cuya representación –procurador- y defensa –abogado-, se rige por lo dispuesto en la Ley Orgánica del Poder Judicial y en la Ley de Asistencia Jurídica al Estado e Instituciones Públicas, así como en las normas autonómicas en la materia.

Por último, no se exigirá en contencioso administrativo, la asistencia por abogado y procurador en aquellos procesos interpuestos por los funcionarios y demás empleados sobre su relación funcionarial. No obstante, se recomienda en todo momento que los funcionarios sean defendidos por abogados especialistas en la materia.

Sigue leyendo Administrativando

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Vídeos sobre infinidad de temáticas relacionadas con el Derecho Administrativo y Contencioso-Administrativo.

Apúntate a nuestra newsletter

Puedes suscribirte a la newsletter de Administrativando haciendo click en el botón que verás debajo.

Puedes suscribirte a Administrativando dejando tu e-mail a continuación y recibirás semanalmente los últimos artículos en tu bandeja de entrada.

Adela Merino León

Abogada Senior

Tras su paso por otras firmas donde adquirió una sólida base jurídica, se incorpora a Administrativando Abogados, participando en la defensa de todo tipo de expedientes sobre derecho administrativo.

Entre otras materias, interviene en procedimientos relacionados con derecho de aguas, funcionarios, responsabilidad patrimonial, sanciones administrativas, contratación pública , urbanismo y recursos contenciosos administrativos de toda índole.

Además de asesorar a empresas nacionales e internacionales, participa en la defensa de infinidad de Administraciones y Organismos Públicos. 

Asimismo, se ha ocupado del diseño y elaboración de diferentes jornadas docentes sobre Derecho Administrativo en la escuela de formación Administrativando Business School.

Nuria Carrasco Sánchez

Directora Financiera y Relaciones Institucionales

Tras cursar Administración y Dirección de Empresas en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales ETEA (actualmente, Loyola), durante más de veinte años de ejercicio profesional, ha asumido la dirección financiera y contable en compañías nacionales e internacionales dedicadas a diferentes sectores de actividad.

Asimismo, de forma simultánea, en buena parte de tales empresas, se ha ocupado de llevar a cabo funciones de representación institucional.

María José Amo Gago

Asociada Senior

Tras obtener premio extraordinario a su paso por la Universidad de Córdoba y preparar las oposiciones a la carrera judicial y fiscal, se incorporó a Aguayo Abogados, como firma especialista en Derecho Administrativo (hoy integrada en Ejaso ETL Global). Posteriormente, formó parte del equipo de Garrigues. 

Fruto de su dilatada experiencia profesional de más de diez años, participa en la orientación y defensa de aquéllos procedimientos administrativos y contenciosos – administrativos de especial dificultad técnica, tanto a nivel nacional como internacional. Asimismo, es especialista en abordar recursos de casación contenciosos – administrativos, de amparo ante el Tribunal Constitucional e impugnaciones ante instancias supranacionales como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Igualmente, ha intervenido en procedimientos contenciosos – administrativos de máxima relevancia social como el Caso Alvia o la impugnación de la licitación de compra centralizada de Equipos de Protección Individual por parte de la Comunidad de Madrid, entre otros muchos.

Ostenta el cargo de coordinadora de relaciones institucionales en Administrativando Business School.

Natalia Montero Pavón

Asociada

Tras preparar las oposiciones a la carrera judicial y fiscal, se incorporó al Departamento de Derecho Administrativo de la conocida firma Sanguino Abogados.

Defiende procedimientos de suma relevancia en la totalidad de áreas que configuran el Derecho Administrativo. Entre otras materias, es especialista en aguas, minas, medio ambiente, función pública, responsabilidad patrimonial, expropiación forzosa, contratación pública, urbanismo y procedimientos sancionadores. 

Igualmente, interviene de forma regular ante la jurisdicción de lo Contencioso – Administrativo en todas sus instancias. 

Asimismo, compagina su labor como docente impartiendo puntualmente máster class sobre derecho público en la Universidad Loyola Andalucía

También ha asumido la dirección y orientación de diferentes cursos de experto en Derecho Administrativo, principalmente en las materias de responsabilidad patrimonial, expropiación forzosa y contencioso – administrativo. 

Ostenta el cargo de coordinadora académica en Administrativando Business School.

Antonio Pérez Valderrama

Director

Es profesor en Derecho Administrativo y contratación pública en el Instituto Superior de Derecho y Economía de Madrid.

Con anterioridad, ha formado parte de firmas jurídicas internacionales, como Martínez Echevarría & Rivera Abogados, con cargos de dirección en el Área de Derecho Administrativo

Recientemente ha intervenido como coautor en el «Manual sobre el Contrato Menor», publicado por la Editorial Aranzadi. 

Asimismo, imparte jornadas docentes en la Sección de Derecho Administrativo de Economist & Jurist y Administrativando Abogados. Entre otros eventos, conviene destacar la formación sobre la posible nulidad de las sanciones administrativas impuestas durante los estados de alarma a consecuencia de la Covid-19. 

Ha defendido todo tipo de procedimientos de Derecho Administrativo y Contencioso – Administrativo y ante cualquier instancia.

Ostenta el cargo de director ejecutivo en Administrativando Business School.

En AB Legal International S.L.P. utilizamos cookies propias y de terceros que permiten al usuario la navegación a través de una página web (técnicas), para el seguimiento y análisis estadístico del comportamiento de los usuarios (analíticas),  que permiten la gestión de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página (publicitarias) y  cookies  que almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo elaboración de perfiles web ( hay que poner la información genérica sobre el tipo de datos que se van a recopilar y utilizar en caso de que se elaboren perfiles) (análisis de perfiles) (si hubiera otras finalidades debería incluirse la información). Si acepta este aviso consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Puedes suscribirte a Administrativando dejando tu e-mail a continuación y recibirás semanalmente los últimos artículos en tu bandeja de entrada.