Jul 14

Ley Macrón

Tags:

Ley-Macron


[Total:1    Promedio:5/5]

El pasado 1 de Julio entró en vigor el Decreto 2016/418 por la que se desarrolla la conocida como Ley Macrón en materia de desplazamiento temporal de trabajadores en Francia por parte de las empresas residenciadas fuera de de dicho país, siendo de aplicación en consecuencia a los conductores asalariados de empresas transportistas de cualquier país de la Unión Europea. Por tanto, dicha norma no será de aplicación a los conductores autónomos, los cuales deberán acreditar dicha condición a requerimiento de los agentes de control.

Esta ley pretende controlar que los conductores profesionales asalariados que se desplacen en dicho país por parte de las empresas residenciadas fuera de Francia, perciban al menos el salario mínimo interprofesional vigente en tal país, que está establecido en 1.457,52 euros mensuales.

Para cumplir con la reciente normativa, los vehículos de transporte que transiten por Francia (furgonetas, camiones y autobuses) deberán llevar siempre a bordo del vehículo el denominado “certificado de desplazamiento”, redactado en francés, en el que figuran los datos de la empresa transportista, del conductor y su retribución salarial, así como una copia del contrato de trabajo.

Así mismo, existe la obligación de que la empresa transportista designe un representante en Francia, quien deberá guardar toda la documentación de la empresa durante un período de 18 meses a disposición de los agentes de control.

Conviene recordar, que la no designación del representante se sancionará con multa de 2.000 euros que, en caso de reincidencia, se incrementará a 4.000 euros con un límite máximo de 500.000€ por sanción.

Desde su entrada en vigor, el Ministerio de Trabajo ha concedido un plazo transitorio durante tres semanas para que las empresas transportistas puedan adaptarse a la nueva regulación establecida. Así, hasta el próximo día 22 de Julio, la labor de los Agentes de control de carretera será meramente informativa en relación al cumplimiento de la documentación obligatoria que debe llevarse a bordo de los vehículos de transporte, pero sin imponer sanciones hasta dicha fecha, día en que empezará a controlarse efectivamente y coercitivamente la nueva medida del ejecutivo francés.

Por Antonio Jesús Pérez